• Martin Simental

Fernandita

Por favor dale su espacio, no se lo estas dando ni tantito, se lo das medio día nomas y ya, déjala.


Es más, así te la pongo, la quieres contigo? Déjale de hablar ya, eso te dará una posibilidad de estar con ella por más extraño que suene.


Y considero que la tienes demasiado idealizada en tu cabeza, creo que no es tan increíble como tú sientes que es.


Sé que cuesta.


Pero lo que le tengas que decir escríbelo en papel y quémalo, pero abstente de decírselo a ella.


Lo que le dijiste está bien, tú no estás mal, y quiero que lo sepas.


Lamentablemente el mundo no funciona así.


Así que lo que funciona es dejarle de hablar.


Y tienes razón en lo que le dices y en lo qué sientes.


Pero también tienes que aprender una cosa.


No todas las personas son como tú.


Y no todo el mundo está dispuesto a ser tan abierto con respecto a lo que lleva en su corazón.


Es difícil, pero no toda la gente está lista para escuchar la verdad.


Y por ende, no saben apreciarla.


Y tu le estás diciendo a ella la verdad en lo que sientes.


Y ella no lo está apreciando ni la mitad de lo que tú aprecias lo que ella te dice.


Tal vez solo sienta que eres un poco intenso.


Pero no a todo el mundo le importa tanto el corazón ajeno como para cuidarlo.


Así que es más fácil decir “God, drama.. no estoy para estas cosas Martin”.





3 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Carta a

Conocí a una persona que tiene una enfermedad auto inmune, me ha contado que le ha dicho a las personas que más ama, que si recayera, estaría dispuesta a quitarse la vida, ¿Qué puede hacer alguien que

© 2017 Martín Simental